Charlaloquios y otros juegos

PARA MADRES, PADRES, EDUCADORES Y EDUCADORAS Y, EN GENERAL, PERSONAS ADULTAS CON INTERÉS POR ENTRAR EN EL MUNDO INFANTIL

Destinatarios/as: madres, padres, educadores y educadoras y, en general, personas adultas
Idioma: castellano o euskera
Narrador/a: Alabazan

Sesiones de una duración aproximada de 1 hora en las que reflexionaremos sobre diferentes temas relacionados con los libros y los cuentos. En estas charlas se potencia la participación de los asistentes con diferentes dinámicas. Los temas que planteamos pueden ser:

¿Por que es bueno contar cuentos a nuestros hijos?

Todos y todas tenemos idealizado ese momento mágico que es que alguien te cuente un cuento. Mucha gente lo asocia con su abuelo o abuela. Pero ¿sabemos realmente qué es lo que pasa durante ese momento mágico?

 

Cómo elegir libros para cada edad

Con todo lo que se publica hoy en día, es de lo más normal entrar en una librería o biblioteca y resultar abrumado por la cantidad de títulos que nos rodean. Muchas veces ya es difícil elegir un libro para nosotras mismas, así que elegirlo para nuestra hija o hijo a veces nos resulta desalentador, no sólo por si le gustará o no, si no también por si resultará adecuado a su edad o intereses.

 

  Consejos para contar con libro: el encanto del álbum ilustrado

Hace ya algunos años que se encuentran en las estanterías y que han conquistado a más de uno y de una con un formato donde cuenta tanto el texto como la ilustración. Un acercamiento a su uso con los reyes y reinas de la casa, aunque no todos los álbumes son infantiles...

 

Consejos para contar sin libros

Parece que la tinta te atrapa y no deja que tus ojos se aparten de ella. Sin embargo, nada hay como contar un cuento mirando a los ojos de quien te escucha, porque la mirada es tan importante como las palabras. He aquí unas nociones, ideas y propuestas para dejar el libro sobre la mesa y contarlo.

 

¿Tenemos miedo a los cuentos de miedo?

Los niños y las niñas muchas veces piden cuentos de miedo y no estamos seguros de si es conveniente contárselos o no. Y si nos nos lanzamos a contar uno, no estamos seguros de qué cuento elegir, o si el que hemos elegido es apropiado a su edad, o si no le iremos a crear un trauma, o si... y al final no se sabe quién pasa más miedo, si el que cuenta o el que escucha.

 

Cómo improvisar historias

No hace falta ningún máster ni titulación, solo ganas de pasarlo bien. Os proponemos contar partiendo de lo que nos es más conocido, nuestras propias vivencias, para, después, pasar a narrar en tercera persona, sin olvidar, claro, que siempre estamos presentes en la historia que sale de nuestra boca, porque al contar, nos contamos y al contarnos, vivimos.

 

Estamos abiertos a cualquier sugerencia para una nueva charlaloquio u otros juegos en torno a los cuentos que nos queráis plantear.

 

Recomendaciones:

 Alabazan

Google+