Cuentos navideños en Bilbao

Hoy hemos contado cuentos de tema navideño al lado de casa, en La Bolsa del Casco Veijo de Bilbao. Primero he contado yo (Bego) en euskera y luego Pedro en castellano, cada uno sus cuentos, cada uno a su manera.Y lo digo porque me resultó muy curioso que las monitoras que organizaban estas sesiones de cuentos (aparte de otras actividades) se sorprendieran de que en las dos sesiones no repitiésemos los mismos cuentos, primero en euskera y luego en castellano. Entiendo que esta idea pueda venir del peso que se le da  "al qué cuenta" sobre el "cómo cuenta", que es más habitual de lo que a los contadores nos pudiera gustar, pero, si algo he aprendido en todos estos años de narración es que tan importante como lo que se cuenta es cómo se hace y hasta que punto en narrador se muestra como es, sin artificios, desde su naturalidad. Además, por aquello de que "al contar nos contamos", cada uno cuenta las historias que le han tocado, que hablan de él  o ella, que le hacen eco en su interior y le piden ser contadas, a veces sabiendo por qué, a veces sin saberlo.Y al contarlas desde sí mismo, se le cambian y se hacen más suyas. Y es por esto que cada narrador cuenta historias diferentes porque , a pesar de tener todos un mismo fondo, cada uno es "único en su genero" y ahí está la gracia.

30 de diciembre de 2011 a las 23:22 Bego

volver

  • Siguenos en

Google+