Cuentos también en Estavillo

Ayer me tocó contar en Estavillo, un pueblito precioso del municipio de Armiñón, en Alava. No habíamos estado nunca y, nada más salir del coche, un olor a leña encendida nos recibió y nos hizo sentir en buen lugar. Sus casas de piedra y sus callecitas todas "parriba y pabajo" invitaban a pasear a pesar del frío, así que callejeamos para entrar en calor. La sesión en euskera la llevamos a cabo en el "local multifuncional" del pueblo, que comparten para hacer actividades varias como clases de tai-chi, ludoteca, gimnasio... un lugar muy bien aprovechado y cálido, muy apropiado, también, para escuchar y contar cuentos. Gracias a la Asociación Estabelu (y en concreto a Edurne que, junto con Arrate nos hicieron de cicerones) tuvimos ocasión de compartir con un pequeño grupo de niños y mayores de edades entre 5 y "30" cuentos que nos hablaban del respeto que le merecemos a la Naturaleza, de su magia y también de la que nosotros mismos podemos hacer para mantenerla tan preciosa como se puede contemplar por estos lares de Alava. La participación de los asistentes, tanto pequeños como grandes, fue muy muy agradable, con los ojos. orejas y mentes bien despiertas. Hubo muchas sonrisas, risas y ... !hasta pedos! que de todo tiene que haber. En resumen, una sesión para hacer afición.

18 de diciembre de 2011 a las 16:01 Bego

volver

  • Siguenos en

Google+